Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Amor

AMOR NO ES ALGO QUE SENTIMOS
AMOR ES TODO LO QUE SOMOS

Experiencias

No somos el resultado de la suma de nuestras experiencias,
sino que somos lo que hacemos con ellas

Poetas

Somos los forjadores de nueva trascendencia
somos los generadores de nuevas realidades
somos los malabaristas en la cuerda floja
tratando de preservar el equilibrio de la vida
somos pues; en tres palabras:
CREADORES DE CONSCIENCIAS

Buscar este blog

lunes, 30 de junio de 2008

O morir renunciado de tu endeble querer

Pasaré por tu casa como un viento nevado,
con el álgido frío que en mi alma has dejado;
te traeré mi silueta adornada de hastío,
con guirnaldas cenizas y un dolor ya vacío.


Pasearé mis recuerdos por tus ansias de olvidos,
lloviznando mis cuitas de tesoros perdidos
y frugales deseos volverán a llover
sobre este desierto que se llama “querer”.


Pasaré por tu vida como el cierzo y el frío;
empeñando caricias del abrazo bravío
que dejara en tu puerta mi cansancio soez,
y mirando tu aroma, pediré otro “tal vez”.


Te seré bucanero, astronauta o mendigo,
te seré aquél silencio de aquél canto de amigo
que se bate en las noches por un mal proceder
y quizás me amilane por otro agrio “volver”.


Tu recuerdo me incita, mi pasión se escabulle
por rendijas silentes de mi sangre que bulle,
y no queda otra gesta que intentar renacer
en tus brazos de fiesta, en tus ojos de miel,
y en los besos que viajan de tu labio a mi piel,
o morir renunciado de tu endeble querer.

martes, 24 de junio de 2008

Tus antojos (dueto princesmain -María Inés Arrabal- y tonisan)

Si ayer por decir tu nombre
ya me temblaron las manos,
hoy por ver tu piel de hombre
explotarán los abrazos.




Explotarán los abrazos
de tu añorada presencia
y me robarás un beso
sin que yo dé resistencia.




Sin que yo dé resistencia
también robarás mis ojos.
Tú haces de mí lo que quieres
con mi favor a tu antojo.




Con mi favor a tu antojo
y aunque no te lo propones
cuando de amor me sonrojo
tú pones las condiciones.




Tú pones las condiciones
yo pongo las fantasías
y repartimos después
toditas las alegrías.




Toditas las alegrías
que Dios nos ha regalado
nos las llevamos volando
hacia un cielo almidonado.




Hacia un cielo almidonado
tu recitar me convoca
mientras cruzamos el vuelo
mi mano, tu mano toca.




Mi mano, tu mano toca
mi boca en tu boca bebe
mi cor en tu cor anida
y es que tu alma me conmueve.





Original de María Inés Arrabal=Princesmain y
Felipe Antonio Santorelli=tonisan
Todos los derechos reservados
Copyright(c)2008

lunes, 23 de junio de 2008

El ogro y la niña (dueto tonisan y Denn)

-¿Sería tan amable de darme una moneda?
Es tarde y hace frío, no para de llover,
me asusta aquel mendigo tirado en la vereda,
la panza me hace ruido, no tengo qué comer.


-¿Cómo es que me molestas? Dinero no me queda
y llevo mucha prisa pues tengo que correr;
no quiero detenerme, la vida se me enreda;
si pierdo mi trabajo me bota mi mujer.


-Disculpe por favor, no quise ser cargosa
los chicos; casi siempre, sabemos molestar.
¿Me acepta un regalito? Hoy encontré esta rosa
yo sé que a su señora la flor le va a gustar.


La niña lo miraba sonriendo deliciosa,
el ogro frunce el ceño y se apresta a replicar:
-¡Ah infanta descarada!; ¿qué rosa ni qué rosa?
y ajándole el retoño, comiénzala a insultar.


Pequeña y aterrada, temblando por el frío,
con lluvia en sus ojitos la niña respondió:
-¿Por qué rompió mi rosa? Era un regalo mío,
la flor era tan bella y ahora se murió.


La niña desvalida, mojada y temerosa
observa con espanto al viejo malgeniado,
pero es ya tanto el hambre; que llora neblinosa
mientras el hombre engulle; un nudo, consternado
y lágrimas asoman de su alma tenebrosa
que ablandan; poco a poco, su duro corazón.
El viejo; genuflecto, al fin entra en razón.


Carita sin sonrisa, de ojitos inundados
estira su manito rozando con su miel
al rostro del buen hombre que oculta, avergonzado,
los restos de la rosa, molida en el papel.
Sutil y con ternura desarma su pasado
vibrando, entre sollozos, le cuenta con temor,
y esconde su mirada rasgada de dolor.


-Mis papis hace un año, al cielo se han marchado,
mis días son oscuros, amargos como hiel,
me duermo en este saco, mugriento y remendado
el frío me castiga, helándome la piel.


El hombre entre sollozos, dolido y enfadado
con este mundo horrible, con este mundo cruel
se sienta y bisbiseando trata de hablar pausado
y entre tartamudeos le da un abrazo fiel:


-No llores niña linda, no gimas por favor,
si quieres yo te llevo cargada a mi vergel.-
Extiende los bracitos, donándole su amor
y cual su hija fuera; se va a vivir con él.
El ogro ya no es ogro, poniéndose a cantar
la carga entre sus brazos, llevándola a su hogar.
tonisan
Denn

miércoles, 18 de junio de 2008

Tus ausencias.

Trinar de pajarillos
evocan las ausencias
y la naturaleza
te dona sus esencias:
te dejas cobijar
por miles de conciencias
que llueven desde Gaia
sanándote impaciencias.


Te dejas arrullar
por ríos y riachuelos,
por flores coloridas
que brotan desde suelos
amantes de tu piel.


Y esperas porque esperas
regreso de tu amado
mientras el Cielo llora;
como ogro condenado,
tu soledad infiel.


Ya deja de esperar
y dame tus ausencias.
Las sembraré en mi alma;
trajeado de paciencias,
volviéndote a querer.

domingo, 15 de junio de 2008

Canto enamorado

Ardiente sueño se acuna
con las olas del Caribe,
entre sueños de cantina
y deseos de sentina
de un buque que navega
buscando destino incierto.


Yo busco destino incierto
por amor a lo desconocido
aunque soy muy comedido
quiero serte siempre amigo;
así amanezco contigo
con el sol entre los ojos


Con el sol entre los ojos
la luna se queda quieta...
se avecina una cometa
para pedirle un deseo
pide todo lo que veo
pues al viento pedirás


Pues al viento pedirás
esas brisas tropicales
que traen cuentos irreales
sobre alisios calurosos,
fábula y sueños hermosos
navegando tus caudales.


Navegando tus caudales
está el cielo anonadado
quisiera él ser tu soldado
para ganar la querella
por el brillo de la estrella
que reluce en tus poemas.


Que reluce en tus poemas
trajeados del esplendor
que nos regala el amor
cuando siente que se asienta
una pasión que incrementa
el frenesí de quererte.
Por eso es que quiero verte.


Por eso es que quiero verte;
de frailejón y cayena,
vestida para la cena
que te propongo al convite.
¿Y no quieres que te invite?
Si tu ausencia me condena…


Si tu ausencia me condena
derramaré amargo llanto
mientras mi elegía canto…

jueves, 12 de junio de 2008

Amor matemático

Si quisieras tu actitud deponer;
de poner la torta me encargaría yo
así sería mía toda la culpa
y tuya cualquier disculpa….


Tengo suerte de tenerte:
detenerte ha sido fácil;
fácil es el integral de la armonía
si se deriva su filosofía
y se calcula el límite
de la dicha
cuando la desdicha tiende a cero
y el amor tiende a infinito.


Por eso, amor,
destierra soledades
entre mis brazos
acá y ahora.

Venganza y perdón (soneto)

La ausencia se dibuja melindrosa
en cuanto soledades aparecen
y duras son la penas; que se mecen
nublando la conciencia prodigiosa.

y luego la venganza; peligrosa,
amarga nuestras dichas; y perecen
por obra de pasiones que merecen
morir asesinadas por la prosa.

Y la fidelidad, cruel delirante
ensucia los motivos del amante
cubriendo el poco amor que recibiera.

por eso es el perdón la medicina
que sana todo mal a aquel que espera
retorno del amor a su cocina.

Déjame ser.

Déjame sembrarte de gardenias y jazmines
bajo el cómplice sangramiento del ocaso,
déjame rociarte primaveras
en el silencio montaraz de tus enaguas,
déjame adornar con manantiales
tu bucólica presencia,
deja que seduzca tu grandeza
en el segundo inconcluso y detenido,
déjame fundirme con tu alma
bajo el manto de zafiros que cobija
nuestros anhelos callados y caídos.

Déjame; finalmente, ser tu lágrima
derramada en tu pañuelo,
tu sonrisa
florecida en la nostalgia,
tu mirada
a las nieves reservada...
tus abrazos y silencios
y también tu espada
¡déjame ser tu espada!

domingo, 8 de junio de 2008

Preludio a la ruptura (soneto)

Escuálidos escualos danzarines
te llueven de la boca y de los ojos,
vertiendo tus desdichas como abrojos
y lloros de caídos querubines.

Silentes, los silencios saltarines
te abordan restaurando tus enojos
y matan poco a poco mis antojos
de salvia, de cayenas y jazmines.

Me pierdo entre tus gritos y tu llanto,
no entiendo que he de hacer con tu tristeza
ni quiero ya tus cuitas y tus penas.

Amor; te lo aseguro, ya no aguanto,
me tienes confundido y de cabeza
y quiero al fin romper estas cadenas.

sábado, 7 de junio de 2008

La cita.

El oleaje se balancea,
como cuna navegándose a sí misma
en esta tórrida tarde tropical,
entre lilas y rosados,
entre púrpuras y escarlatas;
y yo te espero en la orilla de un deseo continental y oceánico.
Te imagino legendaria,
bronceada y melindrosa,
cadereando maliciosa sobre arenas diamantinas,
en ese hilo dental que nada esconde,
pequeña piececilla de tela
que resalta e insinúa tu figura y tu belleza.

Ante tanta sensualidad,
¿qué podría hacer yo,
además de atosigarme entre bisbiseos y palabras entrecortadas?
Pero llegas tan vestida
que no entiendo cómo no te sofocas
bajo esta modorra bochornosa.

El oleaje se balancea
bajo tu enagua de panal y de colmena,
como arrullo de una luna que ha perdido sus esferas
y te espía desde el agua,
buscando;
entre tus piernas, sus estrellas.
Yo te observo en la distancia,
deleitado con tu marcha seductora y elegante,
tú te acercas dibujando muchos soles en tus labios.

Y qué bella es tu sonrisa de gaviotas y de perlas,
y qué hermosa es tu mirada de delfines y centellas.
Si me abrazas
te prometo un arco iris de jazmines y caléndulas,
si me besas
te aseguro un tornado de caricias y de huellas..

Juegos

juegos

Juegos Maquillaje

Juegos Maquillaje